INVESTIGACIONES

ACTIVIDAD INVESTIGADORA:

2008-2012

Venecia investigación sobre la arquitectura eco-sostenible. Investigación sobre la arquitectura doméstica y el bienestar.

Madrid. Experimentaciones con leds y la luz. Investiga con Philips.

Los espacios monocromáticos

Madrid Desde hace muchos años, CB investiga sobre el color y la arquitectura (realizando instalaciones y proyectos que nacen a partir de un color o que cambian de color según las horas del día).

Investigación sobre el arte total. Realiza varias instalaciones domésticas experimentales.  La idea es crear unos “espacios del arte”, unas instalaciones multisensoriales que transformen los espacios en lugares sensibles, donde los visitantes no sean simples espectadores sino partes integrantes de las obras.

Madrid Desde 2002 Claudia Bonollo está realizando una serie de investigaciones multidisciplinares sobre las células y el cuerpo humano, Su investigación el cuerpo imaginado ha despertado el interés de profesionales de diversas disciplinas (críticos de arte, filósofos, antropólogos, médicos, neurobiólogos, psicoanalistas, psicólogos y teólogos).

Actualmente C.B. colabora con terapeutas internacionales de distintos ámbitos y el trabajo se ha extendido al estudio de las emociones. De las colaboraciones y experimentaciones llevadas a cabo por la artista nace el proyecto LABORATORIO LIBERATORIO TERAPEUTICO una iniciativa multimedia que une la investigación artística con los últimos descubrimientos científicos, los estudios de la luz, del color y de lo imaginal llevados a cabo por la artista durante veinte años.

LOS NARCISOS CÓSMICOS

Los retratos celulares (serie de nuevos Narcisos) forman parte de la última investigación de Claudia Bonollo, el cuerpo imaginado, un corpus que reúne varias investigaciones multidisciplinares y multisensoriales.

…“Las grandes células pueden leerse a varios niveles: como retratos clásicos y especulares, como elementos puramente decorativos, y finalmente como dispositivos activadores de un espacio “otro”. Aún así, y a pesar de los diversos grados de complejidad de las lecturas, en todas ellas existe un espacio propio. En el retrato especular se trata del espacio narcisista marcado por la distancia entre el yo y el reflejo, que inevitablemente incorpora todo aquello que queda entre nuestro cuerpo real y nuestro cuerpo retratado, es decir la realidad exterior, en la obra. En la decoración se trata del espacio arquitectónico en su versión más pura y disciplinar, el muro activado por la vibración del color y la textura, de la luz emanante y de la superficie viva, el espacio cartesiano materializado en la percepción que realizamos de él. En el dispositivo activador se parte de lo anterior, pero yendo más allá, proyectando el cuerpo hacia el soporte

físico de la obra, en un diálogo espacial biunívoco, íntimo, que mezcla parte de los dos espacios anteriores al incorporar el aparato psico-fisiológico del espectador, retratado o no, a la propia obra y a su entorno espacial inmediato. El espectador de la obra de arte, en particular del retrato, introduce en el espacio un ingrediente que salva al espacio de los extremos, tanto del exceso de aire como de opuesto, la asfixia….

… El espectador no es simplemente subyugado o seducido, se deja seducir, sucumbe por voluntad propia, aportando su sistema físico-fisiológico como herramienta de construcción de ese espacio sensible no material…”

… En un retrato celular el cuerpo escapa el propio límite cutáneo, incluso energético o térmico de su presencia, para proyectarse libremente sobre el soporte arquitectónico anulando su materialidad y sustituyéndola por un nuevo límite más flexible e inmaterial.

El cuerpo inside-out se convierte así en una herramienta de construcción sensorial del espacio de posibilidades ilimitadas, ya sean meramente estéticas o más especializadas, rituales, terapéuticas, espirituales o narcóticas.

El valor e importancia del trabajo de Bonollo no radica en absoluto en sus efectos… ni en sus cualidades materiales o estéticas para el espectador externo no retratado, sino más bien en sus posibilidades como herramienta, en su constitución como sistema con leyes propias.

… Las propuestas de Claudia Bonollo no se restringen al marco de la pieza de arte, sino que tienen una clara vocación por construir, desde su materialidad luminosa, atmosférica y psicológica, un espacio de estas características… Estos espacios niegan la arquitectura, la sustituyen por el propio cuerpo sin caer en la analogía, la metáfora o cualquier tropo lingüçistico.

En el incremento de las responsabilidades del artista se sigue que éste debe ir mucho más allá de la colonización de los espacios materiales, del amueblamiento nómada y crítico-discursivo de los “espacios para el arte” institucionales, hasta llegar a proponer auténticos “espacios del arte”. … En el trabajo de Bonollo queda sólo cuerpo y espacio.”

(Fernando Quesada, Los espacios celulares en el trabajo de Claudia Bonollo, 2004)

Baeza, Iglesia de los trinitarios Descalzos, instalación con proyecciones

Tríptico de Narciso, 2007

Interpretando el color, Atelier Meta-morphic, instalación con proyecciones Investigación sobre el cuerpo. Performances con actores (Enrique Alcides entre otros), que sin mirar las imágenes que se proyectaban sobre sus cuerpos, interpretaban las emociones que percibían.

Madrid En 2008, presenta un espacio celular (instalación con música y proyecciones) en el Patio del

Instituto Italiano de Cultura de Madrid con el Patrocinio de la Embajada Italiana. Para ver el micro video de

la instalación (1’ 48’’) tomado por un móvil desde la ventana del Instituto Italiano, ir a

www.youtube.com/watch?v=ric_JN8XNsQ

Madrid atelier meta-morphic Instalaciones con proyecciones celulares y planetarium. La casa-atelier de Claudia Bonollo se convierte en un experimento sociológico, donde las instalaciones realizadas están pensadas para inducir sensaciones de bienestar en los visitantes.

VIVIR, células felices, 2008

Madrid / Paris Investigación sobre la felicidad (colaboración con terapeutas, psicoanalistas y psicólogos) que une en una aventura pionera en España la experiencia profesional de terapeutas reconocidos internacionalmente con las últimas investigaciones sobre las visualizaciones, la luz y el color.

Madrid Dedica una serie de homenajes al Dr. Masaru Emoto, cuyo trabajo viene estudiado con mucho interés. Nacen así una serie de trabajos artísticos sobre el agua (instalaciones, puestas en escena, etc. etc.). Las botellas se convierten en los segmentos que forman los copos de nieve, es decir, en composiciones simétricas de gran tamaño que representan cristales de agua congelado.

En paralelo, empieza a investigar con palabras, formas, colores y materiales y crea distintas series de botellas. Tras la primera, compuesta por 109 botellas, crea con el tiempo, nuevas y distintas series elaborando unas nuevas etiquetas que exploran emociones positivas.

Las aguas se pueden degustar en el Atelier Meta-morphic.

Paris La investigación artística y multimedia, Le corps imaginé (el cuerpo imaginado) es seleccionada por Bernard Légé, Responsable de los Proyectos de Investigación de “Les Rencontres de Image et Science del CNRS de Paris y Director de las actividades de CAMERA (Conseil Audiovisuel Mondial pour les Études et les Réalisations sur l’Art), la investigación confluirá en una exposición en la Chapelle de la Salpêtrière en Paris (1000 m2 destinados a la actividad expositiva) en el Hospital homónimo donde Charcot y Freud empezaron sus estudios sobre la hipnosis.

2007

Madrid atelier meta-morphic Ritual de curación de la mano.

Instalación / Performance chamánica con proyecciones en el día de San Juan Mano de la artista con quemaduras en forma de fresco de Piero de la Francesca “El Bautismo de Jesús por San Juan”.

El pensamiento del corazón

Como dice Corbin en una de sus célebres conferencias en Éranos: “Si queremos recuperar lo imaginal, primero debemos recuperar su órgano, el corazón, y elaborar su filosofía…” Esta capacidad retórica imaginativa es el himma del que hablaba Henri Corbin en su estudio sobre Ibn ‘Arabi. “Ese poder del corazón es lo que designa específicamente la palabra himma una palabra cuyo contenido tal vez aclare mejor el término griego enthimesys que significa la acción de meditar, imaginar, proyectar, desear…”

Según James Hillman “el corazón no es tanto el lugar de los sentimientos personales como el lugar de la verdadera imaginación, la vera imaginatio que refleja el mundo imaginal en el mundo microcósmico del corazón… Apelamos al corazón porque en él es donde lo imaginal presenta a la imaginación la esencia de lo real.” (J.Hillman, p.48)

La célula transfigurada adquiere el espesor de un cosmograma, el laberinto del cuerpo no es más un lugar de pérdida sino el lugar de un nuevo saber, con el cual podemos proyectar una realidad distinta.

La via recta consiste en una interioridad luminosa y vertical que se opone a la espacialidad del mundo exterior. El simbolismo del centro se refiere a una especie de proceso alquímico de decantación y sublimación, donde las tinieblas mismas generan la luz. “Del plomo de la región del agua nace el oro precioso; en el cual conciencia y vida se funden”.

La interioridad a la cual nos referimos no tiene nada que ver con los términos modernos de subjetivismo o nominalismo, ni con un imaginario contaminado por nuestra idea de irrealidad o fantasía. El mundus imaginalis o “Tierra celeste”, es un universo espiritual concreto, no un mundo de conceptos y paradigmas.

Ver las células orientadas según ese eje celeste es mirarlas en la tierra de Hûrqalyâ, verlas en fin a la luz del Ángel (H.Corbin, el hombre de luz en el sufismo iraní)l. La dimensión trascendente crecerá junto a la percepción visionaria (hiero gnosis).

Este trabajo que se identifica, “que se ensimisma en el otro” es un proceso entropático de vivificación que comprende la acción de meditar, concebir, imaginar, desear ardientemente. Crear con el arte es donar vida, construir un movimiento regenerativo. La imaginación intenta disolver la apariencia y va más allá del enredo de la oscuridad para permitir a las cosas salir a la luz, para generar, para re-generar y re-generarse.

La artista es a la vez, creador y criatura, porque es con sus propios ojos y a la vez con los ojos del otro, como élla se mira. La célula patológica se transforma en un cuerpo de luz que imagina su propia liberación. Una arquitectura de luz y de color donde imaginar y experimentar una profunda sensación de bienestar.

La narración terapeutica

Esta investigación va más allá de la codificación del cuerpo según los parámetros de una parte de la medicina (afortunadamente no toda), que piensa que el cuerpo sólo tenga que reaccionar a señales. “La operación ha salido perfectamente pero el paciente ha muerto.”

Parafraseando Umberto Galimberti, la visión de la ciencia se ha convertido para nosotros en lo real alias lo objetivo. Según esa interpretación, el cuerpo deja de ser lo que siempre ha sido, es decir, nuestro punto de vista sobre el mundo, y se reduce a ser otro objeto de este mundo. Sus sentidos no son más su posibilidad de abrirse al mundo y de vivir en él, sino científicamente órganos y funciones. Abandonamos nuestra experiencia para adoptar una idea, que pretende de ser valida para todos, en todos los tiempos y lugares.

En mi interpretación, que es la de los primitivos y de los niños, el artista no conforta quien pretende ayudar, sino le cuenta una historia, un mito. Es precisamente a través este contexto, que el enfermo puede vivir una experiencia que de otro modo sería fuerte e inaprensible, por el exceso de sensaciones que no terminan de encontrar un punto de aplicación.

A través del cuento, el cuerpo produce aquel lenguaje / sistema de signos que le es necesario para producir significados. “Como infra-lengua, como significado fluctuante, el cuerpo se dispone a traducir un orden simbólico en otro, y es aquí que se aplica el arte chamánico que opera sobre el cuerpo por medio del lenguaje, modificando el estado según modalidades que resultarían incomprensibles si ya el cuerpo no fuese una lengua.” Escribe Umberto Galimberti, en el primer capítulo de su libro sobre el cuerpo.

“¿Qué es el arte? Por qué se le llama así? ¿Quién le denominó arte? ¿A quién se debe su definición? ¿A Emmanuel Kant o a Joseph Beuys, a Deleuze o a Virilio, o a ninguno de ellos? ¿A vosotros o a mi? El arte, en origen, no era la que es hoy en día. No era un cuadro o un objeto para colgar en algún sitio, no era una escultura, no era un video, no era un concurso reservado a los menores de treinta y cinco años, no se clasificaba, no era participar a las “bienales”, no era ser coleccionados en los museos, el arte era solo EL ARTE. Era el arte de vivir. Aún hoy, la primera arte en absoluto es aquella de estar en el mundo. La más difícil es estar bien en él. La multi-medialidad y la tecnología en que vivimos nos han llevado en contacto con cada posible potencialidad expresiva que sin duda mejora nuestra comprensión. Con lo cual, paradójicamente, hoy, mientras cada cual puede elegir su vía medial, el arte vuelve al chamán, a quien enseña la más grande arte del mundo, que es por supuesto EL ARTE DE VIVIR. Hoy que tenemos que sobrevivir a demasiados estímulos y efectos nocivos, hoy que nuestro ser está amenazado por continuas catástrofes: la perdida de la felicidad, del amor, de la unidad con uno mismo, con el cosmos en que vivían nuestros antepasados… (De un articulo de Maria Grazia Torri sobre el chamanismo, publicado en Kult, noviembre, 2002).

“La enfermedad no es una culpa, sino una responsabilidad. Hay una diferencia sustancial entre responsabilidad y culpa. La responsabilidad es literalmente, respons-ability, habilidad de respuesta… Podemos decir, más en general, que la enfermedad es un proceso del alma y para entenderla es necesario conseguir hablar al alma de las personas. Es necesario alcanzar el mundo de sus imágenes interiores.” (Rudiger Dahlke, médico, intervista del 28 de junio de 2003 en La Repubblica delle Donne)

2004

Conoce los estudios sobre la imaginación activa del doctor L.G. Walker. Experimentación con células patógenas del intestino.

Milán Colaboración con la crítica de arte María Grazia Torri. Estudios sobre el chamanismo y el color. Conoce el trabajo de Sir Martín Brofman.

Madrid/Bruselas El psicoanalista francés Gerard Baraillé que colabora con chamanes se interesa al trabajo de Claudia Bonollo.

Treviso (Italia)

Experimentación con médicos, terapeutas, y varias Asociaciones de Voluntariado italianas, en 8 clínicas privadas con enfermos terminales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s